Página Web y Redes Sociales. ¿Alternativa o complemento? - Viktor Machordom
1344
post-template-default,single,single-post,postid-1344,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Página Web y Redes Sociales. ¿Alternativa o complemento?

Página Web y Redes Sociales. ¿Alternativa o complemento?

 

La viralidad con la que las redes sociales han entrado en nuestro día a día, resulta sorprendente a la par que alarmante. Sin apenas tiempo para digerirlo, nos encontramos siendo miembros de todas ellas sin apenas habernos presentado como es debido. Es por ello, que resulta obvio que nos surjan dudas del correcto uso de estas, así como de su verdadero objetivo y/o finalidad.

Una de las dudas más habituales es la de no tener claro si estas redes sociales han venido a sustituir a las páginas webs con las que ya llevamos años conviviendo o si realmente ambas opciones pueden coexistir. Así pues, vamos a intentar aclarar algunos puntos.

 

¿Necesito una Web?

 

Diseño de páginas Web

 

Esta es una de las preguntas más frecuentes con la que nos encontramos aquellos que somos conscientes de lo importante que sigue siendo, a pesar de todas las “alternativas” que ofrece el mercado, tener una página web para nosotros o nuestro negocio. Y así como existen otras preguntas con respuestas mucho más complejas, en este caso, la respuesta es muy clara.

Sí, sí y cien veces sí.

Tener una página web, es el primer peaje por el que deben pasar todas las empresas o marcas (sobretodo las marcas personales) para ser reconocidas en el mundo virtual. La web, transmite imagen, transmite seriedad a aquello que queremos comunicar o vender. Es nuestro sello, nuestro carnet de identidad en el mundo virtual, y el lugar al que, si hacemos bien las cosas, acabaremos llevando a los usuarios o visitantes, para formalizar y consolidar nuestra nueva relación. Además, hoy en día, ya no debemos tener pánico a tener que pagar grandes sumas de dinero para poder disponer de una web de calidad, ya que WordPress, se ha convertido en nuestro mejor aliado para tener una web de forma rápida y totalmente accesible para todos.

 

¿Porqué necesitaria tener una web, si no vendo a través de internet?

venta online

 

Ese es el primer error que no deberíamos cometer. Vender a través de la web, es una opción y/o oportunidad. Pero no es la única.

Por un momento, piensa en cómo elegimos muchas veces, el restaurante al que ir a cenar con amigos. Entramos en Google, y tecleamos “restaurante italiano en Barcelona” o “restaurante tailandés en Zaragoza”. Del listado de resultados que nos aparecen, elegimos aquel que nos llama la atención por encima del resto, y a continuación, clicamos su enlace, y éste nos lleva….o bien a su página de Facebook, o bien a algún portal de restaurantes….o bien a su propia web.

No sé vosotros, pero aquellos restaurantes que me dirigen a su propia web (y esta tiene un aspecto aceptable) me generan mayor confianza que aquellas que no disponen de web. Así pues, esa primera impresión, ese primer feeling, en definitiva, la imagen que nos transmite, ya es mejor. Otro minipunto.

Además, tener una web puede ofrecerte la posibilidad de ofrecer un formulario de suscripción, a través del cual poder suscribirse, y poder recibir ofertas, promociones y/o noticias relevantes a aquellas personas interesadas a través de email marketing.

 

Pero, ¿si ya tengo mi página en Facebook, realmente necesito una Web?

 

dirigir tráfico

 

 

Lo que deberíamos tener claro, es que nuestro principal objetivo, como empresa, siempre debe ser el de dirigir el tráfico hacia nuestra web. Porque será en la web, donde podremos alcanzar objetivos tales como vender, convertir o ganar suscriptores. Eso no quiere decir que debamos prescindir de redes sociales como Facebook. Sino que debemos ser conscientes de que la presencia en redes sociales no debe ser el final de nuestra estrategia, sino una acción más, encaminada hacia conseguir el verdadero fin, que es llevar a todos los usuarios que interactuen con nosotros, a nuestra web.

 

Y aunque que cueste entenderlo, hay que dejarlo claro de una vez: las redes sociales no son lugar para vender.

 

las redes sociales no son el lugar donde vender

Y éste es el punto en el que empiezan a generar la mayor cantidad de dudas. ¿Estás diciendo que en una herramienta tan potente y en pleno auge como son las redes sociales, no se puede vender ? ¿No va a ayudar-me a conseguir futuros seguidores/clientes que acaben solicitando/comprando mis productos? Sí y no. En ese orden.

 

compra online

 

 

Sí.

Estoy diciendo que aunque creas que utilizando las redes para publicar tus ofertas y promociones, estás consiguiendo vender a través de ellas, no es así. Y no lo es, porqué al final, la compra, la conversión o la acción final que realiza el usuario, acaba sucediendo en tu web. Piensa en ello, cuando tú mismo, como usuario, accedes a una red social. Te aparecen promociones en Facebook, Twitter e incluso ya en Instagram, y cuando accedes a ellas, ¿hacia dónde se te redirige? Hacia la página web del anunciante. Y es allí, donde ya finalizas la venta o no, en caso de que te interese hacerlo.

 

las redes sociales son el campo de batalla

 

No.

No estoy diciendo que las redes sociales no vayan a ayudarte a llegar a más gente y finalmente, a vender. Para nada. Las redes sociales deben ser tu campo de batalla, dónde libras cada día pequeñas conquistas en las que poco a poco vas ganando terreno, vas conectando con los usuarios y vas incrementando día a día su confianza hacia ti. A través de las redes sociales debes comunicar quién eres, cómo actúas, que tienes para ofrecer y qué imagen quieres que tengan de ti los usuarios. Y cuando consigas conectar con ellos, enamorarles y cautivarles, será entonces cuando decidirán dar un paso más en “vuestra relación”, y decidan acudir a tu web para demostrarte ese nivel de fidelidad, ya sea a través de una suscripción, de una compra, etc. Y debe ser allí y sólo alí, donde ganes esa guerra.

Ahora que ya has conseguido tu objetivo, que el usuario te ha dado aquello que tanto anhelabas conseguir de él…¿qué debes hacer?

 

Mimarlo. Lo que debemos evitar, es lanzar por la borda todo el buen trabajo que hemos hecho hasta ahora. Nos hemos presentado, hemos conseguido que alguien confíe en nosotros, que alguien invierta su tiempo y/o dinero en nosotros y ahora…¿vamos a dejarle escapar como si nada?

¡No! El trabajo más difícil ya lo hemos hecho.

Así que ahora, hay que mantener y nutrir esa relación, ese vínculo que acabamos de crear. Y cuidarlo como nuestro tesoro más preciado. Y cómo lo hacemos:

 

Ser agradecido 🙏

 

Debemos agradecer toda la confianza depositada en nosotros, en nuestro proyecto.

 

Fidelizar 🤝

 

Facilitando la suscripción a nuestra web, nuestro blog, nuestra newsletter, con el fin de seguir cultivando esta relación y este vínculo, y seguir con el idilio.

 

Personalizar 👈

 

Evitando al máximo, hacer creer al nuevo usuario, que se trata de uno más que ha picado. Uno más que ha sucumbido a nuestros cantos de sirena para dejar su dinero y ya está. Debemos hacer un mínimo esfuerzo en conocer a ese nuevo usuario/seguidor, o por lo menos,  dirigirnos a él como miembro único y especial en el que acaba de convertirse para nosotros.

 

Enamorar 💕

 

Debemos evitar que esa llama se apague, y ¿cómo haremos eso?. Generando nuevo contenido de manera regular, ofreciendo nuevos productos, etc. En definitiva, intentando evitar que nuestra bonita historia con el usuario, quede en un amor de verano pasajero y se convierta en algo sólido y constante.

Cualquier estrategia que decidamos adoptar, sólo funcionará si comprendemos que detrás de cada usuario, detrás de cada métrica que analizamos y de cada valor numérico que parece trascendental, hay personas de carne y hueso como nosotros. Personas con sus gustos, inquietudes y necesidades. Personas, que al fin y al cabo, necesitan y quieren interactuar con otras personas.

Sinceramente, creo que todo se resume en eso.

www y punto.

 

¿Y vosotros, qué opináis?

¿También sois de los que piensan que ambas opciones son necesarias?

¡Contadme en los comentarios!

Viktor Machordom
viktormachordom@gmail.com
4 Comments
  • Rocío Quiñones Grande
    Posted at 08:04h, 10 julio Responder

    Pues habrá que mimar la web muy mucho 😎 ¡Gracias!

    • Viktor Machordom
      Posted at 16:26h, 10 julio Responder

      Jajaja. Pues eso hay que hacer Rocío, dar amor y cariño por doquier! Gracias por tu visita y por tu comentario! Un saludo!

  • Edyta
    Posted at 17:03h, 13 julio Responder

    “La web es nuestro carnet de identidad” – no podría estar más de acuerdo 🙂

    • Viktor Machordom
      Posted at 01:19h, 23 julio Responder

      Lo creo firmemente. ¡Gracias por comentar Edyta!

Post A Comment